Exfoliantes caseros para tener unos labios de infarto

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on email
Share on linkedin
Share on pinterest

Si quieres lucir como una diosa, debes cuidar bien tus labios. Para ello, es súper importante que te mantengas hidratada y elimines las células muertas de tu boca, al menos tres veces por semana. Sé que por la cuarentena no puedes comprar productos especializados en cuidado de la piel; así que, te dejo 6 recetas para que crees tus propios exfoliantes caseros y aproveches los ingredientes que tienes al alcance de tu hogar:

Miel: Ese manjar que utilizas para decorar tus pancakes es el primer ingrediente que nos ayudará a crear un exfoliante en casa. Mezcla una cucharada con otra de aceite de oliva y dos de azúcar rubia. Revuelve hasta que se forme una pasta y aplícala por las noches dando un suave masaje con tus dedos. Enjuágate con agua fría y no olvides utilizar un bálsamo labial antes de ir a dormir.

miel
Foto Fuente: Freepik

Café: Para esto necesitas solo dos ingredientes: una cucharada de café molido (puede ser Nescafé o algún otro que tengas de sobre) y dos cucharadas de aceite de oliva. Forma una pasta y aplícalo en tus labios con delicadeza. Enjuaga después de 15 minutos con agua fría. Realiza este procedimiento interdiario.

granos de cafe molido
Foto Fuente: Freepik

Aceite de coco: Mezcla dos cucharadas junto con dos cucharadas de azúcar rubia y una cucharada de aceite de oliva. Crea una pasta consistente, aplica y enjuaga con agua fría.

aceite de coco
Foto Fuente: Freepik

Sal: Utiliza una cucharada de sal de mesa junto con una cucharada de aceite de coco, lavanda o aceite de oliva, ¡el que prefieras! El procedimiento es el mismo, crea la pasta, úntala, deja reposar y enjuaga con agua bien fría.

bowl con sal
Foto Fuente: Freepik

Limón: Vierte el zumo de limón en una cucharada y mézclalo con una cucharada de miel y otra de azúcar blanca. Realiza la pasta y aplica en tus labios hasta que queden bien suaves. Enjuaga.

Tabla de madera con limones
Foto Fuente: Freepik

Bicarbonato de sodio: Necesitarás una cucharada de miel, una de bicarbonato de sodio y tres gotitas de aceite de oliva. Forma la pasta, deja reposar en tus labios y enjuaga.

Fácil, ¿no? Ya no hay excusa para mantener esos molestos pellejitos en nuestra boca.

No te olvides de seguirme en Instagram y en Facebook. ¡Un beso!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *