Decoración de la realeza: Así vivimos “The Vogue Wedding”

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on email
Share on linkedin
Share on pinterest

La locación del matri es el paso más importante de la planificación. ¡En base a ella, gira todo! No puedes elegir tu vestido, maquillaje, decoración, catering ni otra categoría sin haberla definido previamente. Nuestro sueño realizado fue hacer la boda en la Casa Fernandini, uno de los espacios arquitectónicos e históricos más hermosos e inspiradores, en Perú.

El estilo de este “palacio limeño” es Art Noveau, el equivalente al Palacio de Versalles, en América del Sur. Javi y yo amamos Francia por diferentes motivos, pero uno de los más resaltantes es la arquitectura neoclásica, y verla reflejada en un lugar patrimonial de Lima, fue un shock que nos dejó totalmente enamorados.  

Foto Fuente: The Vogue Wedding x Cometa Audiovisual

“El lugar perfecto para un amor perfecto”, esa es mi respuesta cuando me preguntan por qué la Casa Fernandini. La primera vez que entramos y vimos el patio principal con los vitrales inmensos con diseños de flora y fauna fue ¡wow!, pero ver las columnas jónicas trabajadas a tal nivel de detalle, nos hizo no tener escapatoria. Al pasar al Salón Dorado, ya habíamos imaginado cómo sería la ceremonia y nuestro primer baile como esposos. ¡Cuánta ilusión me hace recordar todo! Parece que fuera ayer cuando andábamos con todos los preparativos.

Foto Fuente: The Vogue Wedding x Miguel Angel Bodas

La ventaja de este lugar fenomenal es que es Instagrameable por donde quiera que lo veas; pero, el reto, es que la deco tenía que ser de la época. ¿Saben el estrés que habría sufrido si no hubiese tenido al proveedor adecuado? Me muero… Afortunadamente, dejé todo en manos de mi Tania hermosa de Brisa Producciones; así que, me enfoqué en ser novia y disfrutar el viaje.

Foto Fuente: The Vogue Wedding x Cometa Audiovisual

La decoración fue demasiado glamorosa y elegante. Utilizamos una paleta de colores creada especialmente para The Vogue Wedding. Tuvimos nuestro amado “Rincón del recuerdo” para honrar a aquellos seres queridos que partieron antes que nosotros, pero los queríamos de forma “presencial” en la boda. Este espacio lleno de enredaderas y diversos tipos de flores acompañó la foto de mi mami y nuestros abuelos, haciendo contraste con dos elementos que para nosotros significan lo absoluto: el reloj y el telefóno, ambos objetos de bronce, que nos hacen desear que el tiempo pare, para tenerlos nuevamente con nosotros y escucharlos una vez más. Ese “trocito de cielo que nos acompañó hoy”, nos emocionó hasta las lágrimas y conmovió a más de un invitado.

El altar donde nos dimos el tan ansiado “Sí, acepto” fue un sueño. Firmamos en una mesa de mármol con detalles fundidos en oro, y la decoración fue impresionante. ¡Júzguenla ustedes mismos!

Foto Fuente: The Vogue Wedding x Miguel Angel Bodas

Tuvimos un backing lleno de flores donde nos tomamos muchísimas fotos con los capísimos de Foto Marca Perú, para inmortalizar en un photo guest el día más importante de nuestras vidas. Fui tan afortunada de ver cómo nuestro backing fue tomando forma desde cero, y es una experiencia que atesoro con amor en mi corazón. ¡Qué maravilloso es ver al equipo de Brisa en acción! No solo calmaron mis nervios al ver cómo todo iba quedando tan bello, sino que son personas super agradables y sumamente interesantes.

Foto Fuente: The Vogue Wedding x Cometa Audiovisual

Recibimos muchos comentarios diciéndonos que nuestra boda evocaba opulencia… Yo solo puedo decirles, viví mi sueño mejor de lo que esperaba, y ya ansío que venga el matrimonio religioso. ¡Prepárense, porque Brisa Producciones trabajará algo espectacular y totalmente impresionante para ese día!

No te olvides de seguirme en Instagram y Facebook.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *